NOVEDADES
NOVEDADES

Julio Rodríguez: “Como cementeros, tenemos la obligación de contribuir al desarrollo de la sociedad con nuestras soluciones sostenibles”


El Consejero Delegado de Cementos Molins, Julio Rodríguez, ha participado en el acto que organiza el Fòrum Empresarial del Llobregat de AEBALL, donde ha asegurado que como cementeros tienen “la obligación de contribuir al desarrollo de la sociedad” con sus “soluciones sostenibles”. Para ello, ha remarcado, se han de trabajar dos ejes de manera prioritaria como son “la innovación y la sostenibilidad”.

Además, ha puesto en valor el modelo de Cementos Molins, una empresa familiar nacida en 1928 y que actualmente está presente en ocho países de cuatro continentes. “Hemos de mantener este carácter familiar que tiene la compañía”, ha explicado Rodríguez a los presentes.

Para mantener esta capacidad de expansión por mercados internacionales, Rodríguez ha detallado que la empresa llega a acuerdos con socios industriales, pactos que garantizan el control de la empresa, además de los dividendos. “Este es el elemento diferenciador de Cementos Molins, su ADN”, ha afirmado Rodríguez el cual, no obstante, ha reconocido que “no es fácil” gestionar empresas con socios al 50%, pero que en su caso “funciona bien”.
En su ponencia, el Consejero Delegado de Cementos Molins ha puesto diferentes ejemplos de este tipo de acuerdos, como los que han firmado en México o Colombia, donde abrirán una planta de aquí a un año.

Los valores de la empresa
Rodríguez también ha puesto de manifiesto los valores con los que se trabaja en Cementos Molins, como son la “integridad, la mejora continua, la eficiencia, la pasión, el respeto y el compromiso con el medio ambiente”.
Como objetivos de futuro, Rodríguez considera que la empresa ha de avanzar hacia una mayor eficiencia en los costes lo que “otorga competitividad”, recuerda y ser una compañía modelo en lo que respecta a evitar los accidentes laborales. De hecho, Rodríguez ha reiterado que son una empresa que está “en guerra” contra estos.

La protección del medio ambiente
Sobre la cuestión del medio ambiente, Rodríguez ha defendido la sensibilidad de la empresa con el mismo. “Somos emisores de C02, no lo podemos evitar”, ha reconocido Rodríguez, recordando, sin embargo, que “no hay manera de fabricar cemento sin emitir C02”. De todas maneras, ha dicho que el objetivo es emitir menos C02 y ser “muy eficientes”. Para ello, ha explicado, están investigando para fabricar cementos de igual o mejor calidad a la vez que reducen las emisiones contaminantes. En esta línea, Rodríguez también ha puesto el acento en la reducción del consumo de combustibles fósiles, su “obsesión”, según ha asegurado- y la búsqueda de otros alternativos.

Y es que Rodríguez cree que “por devoción y por obligación”, el respeto por el medio ambiente es clave para una cementera. En este sentido, ha explicado que dedican muchos esfuerzos para mantener a raya las emisiones de CO2 y ha propuesto que es necesario aprovechar los residuos generados como fuente de energía “en beneficio de la sociedad”.

Sobre esta cuestión, Rodríguez ha lamentado que en España los niveles de uso de residuos como combustible no lleguen al 25% -en Cataluña se queda en el 15%-, cuando en otros países europeos los niveles llegan al 85%, en Holanda, o al 65% en Alemania. De hecho, la media europea está en el 41%.

"En Catalunya se utiliza biomasa vegetal, residuos de madera, harinas animales, residuos de la industria de papel, combustibles derivados de residuos industriales o neumáticos sin uso, y Cementos Molins utiliza: combustibles derivados de residuos industriales, neumáticos sin uso, lodos de depuradoras y residuos de madera, detalló Rodríguez ", detalló Rodríguez.

Perspectivas económicas
Rodríguez ha querido dedicar una parte de su ponencia a la situación económica en España, sobre la cual tiene “perspectivas de recuperación”. El Consejero Delegado de Cementos Molins ha hecho un breve repaso por la historia económica reciente, recordando que antes de la crisis España consumía 55 millones de toneladas. En 2013, esta cifra bajó a los 10 millones por el impacto de la crisis económica de 2008. En este punto, Rodríguez ha reconocido que antes de la crisis “el consumo de cemento puede que fuera exagerado”.

El descenso de la construcción llevó a la empresa a buscar en otros mercados de Sudamérica y África, como Túnez. “Son países con necesidades de infraestructuras donde hay todavía recorrido”, ha justificado Rodríguez.

Cementos Molins es la única empresa española que se dedica al cemento, es familiar y cotiza. Da trabajo a 4.600 empleados en todo el mundo, y en concreto 1.200 en España. Este año la empresa cumplirá los 90 años y Rodríguez ha anunciado que se llevará a cabo algún tipo de celebración. El 90% del capital de la empresa sigue en manos de la familia Molins y dedica dos terceras partes al negocio del cemento.



Ampliar imagen


Avda. Fabregada, 93, 1º 3ª, Esc. Derecha
08901 L'Hospitalet de Llobregat . Barcelona